Garabatos al margen

Filosofía, política y otras hierbas

Poniendo orden en los garabatos

Aunque los garabatos son entidades sutiles y de difícil clasificación, ha llegado el momento de llamarlos al orden. Somos conscientes de que cualquier intento de clasificación será necesariamente simplificador y deformará la realidad garabatil, pero desde el caos primigenio y de un modo totalmente azaroso, los garabatos se han ido conglomerando en grupos que comparten un cierto “aire de familia”. Aunque el padre de los garabatos pensó durante un tiempo que sus criaturas serían irreductiblemente únicas, hoy se limita a constatar el hecho de que algunos se parecen entre sí. Por ello, sin ninguna metafísica subyacente, les presento esta categorización de los garabatos:

  • Garabatos de salón: Aquellos en los que se tratan grandes temas de la filosofía desde una perspectiva pequeña y modesta. Se les da un tratamiento como de andar por casa con pantuflas. Tienen más o menos la misma utilidad que un florero, hacen bonito pero nada más. Cuando el autor concibió este blog en su mente pensó que todos los garabatos serían de este tipo. Obviamente se equivocaba. Un ejemplar de esta categoría sería: ‘Gorgias, Humpty Dumpty y el significado de las palabras‘.
  • Garabatos librescos: Aquellos en los que se garabatea en los márgenes de algún libro con la única intención de que dejen de estar inmaculados. Un ejemplar de esta categoría sería: ‘Sobre la libertad, de John Stuart Mill‘.
  • Garabatos altermundistas: Aunque todos los garabatos están animados por la idea de que otro mundo es posible, sólo algunos de ellos se dedican directamente a criticar este apestoso mundo o a insinuar alternativas. Un ejemplo sería la serie ‘La ideología neoliberal en nuestras vidas‘.
  • Garabatos semánticos: Aquellos que se originan en la compulsión obsesiva por la precisión y el rigor conceptual. El autor de este blog adolece de una extraña patología consistente en experimentar un persistente picor en el cuero cabelludo cuando un concepto se usa de un modo confuso o distorsionado. Obviamente, sólo le afectan las confusiones y distorsiones ajenas. Las suyas propias le parecen aceptables. Un ejemplar de esta categoría sería: ‘¿Laicidad y laicismo?‘.
  • Metagarabatos: Aquellos garabatos en los que se se reflexiona sobre la actividad misma de garabatear. Un ejemplar de esta categoría sería este mismo post.
  • Cajón desastre: Aquí cabrá cualquier garabato irreductible que no pueda encontrar acomodo en las categorías anteriores.
Aunque desearía que esta categorización sólo fuese una clasificación de la actual realidad garabatil, soy consciente de que eso es imposible. Cualquier sistema de categorías constituye necesariamente una declaración de principios sobre los futuros garabatos. Como esos principios son tan sólidos como un castillo de naipes sobre el lomo de un tigre, es probable que la semana que viene me arrepienta profundamente de haber escrito este metagarabato.

Licencia de Creative Commons

‘Poniendo orden en los garabatos’ de Jorge A. Castillo Alonso en garabatosalmargen.wordpress.com está bajo licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.

Anuncios

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: